¿Cómo gestionar la accesibilidad en la hostelería?

¿Cómo gestionar la accesibilidad en hostelería?

Dar el mejor trato al cliente es una premisa esencial en la hostelería. Según el Instituto Nacional de Estadística más de 4 millones de españoles tienen reconocida algún tipo de discapacidad. Teniendo en cuenta la función social que desempeñan los bares y restaurantes patrios, se hace necesario tener a estas personas en mente a la hora de gestionar todos los elementos del negocio.

Para ello, la Fundación ONCE, en colaboración con Hostelería de España y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad han elaborado una guía completa para no pasar por alto las necesidades que puedan tener.

Accesibilidad en el exterior de los locales

■    Plazas de aparcamiento reservadas: En el caso de que el bar o restaurante contase con un espacio destinado al aparcamiento tendrá que haber un número de plazas reservadas a personas con discapacidad acorde a las legislaciones vigentes..

■    Itinerarios exteriores de acceso al establecimiento:  El acceso al local desde la vía pública debe estar libre de obstáculos tanto a nivel de suelo como en altura, garantizando una anchura suficiente que permita a todas las personas girar, cruzarse y cambiar de dirección.

■   Entrada y puertas de acceso: La entrada debe de permitir el acceso o la salida de la clientela sin que exista una diferencia de nivel entre el interior y el exterior o, de existir un desnivel, habría que colocar una rampa de acceso. En cuanto al diseño y características de las puertas de acceso, debe adecuarse a los parámetros dictados por el Código técnico de la Edificación.

■   Terrazas y veladores: Ya sean estacionales o permanentes, las terrazas deberán alinearse a la zona más próxima al bordillo, respetando el itinerario de acceso al local. Los toldos no pueden colocarse de forma que sus elementos invadan el itinerario peatonal y su altura debe ser la suficiente para evitar accidentes.

En ningún caso la acera será invadida con elementos de cualquier tipo.

:  El acceso al local desde la vía pública debe estar libre de obstáculos tanto a nivel de suelo como en altura

Accesibilidad en el interior de los locales

Los espacios interiores se diseñarán, en la medida de lo posible, como espacios diáfanos y ordenados, con pasos de circulación de anchura adecuada y que se encuentren libres de obstáculos, especialmente de elementos verticales y salientes que puedan ocasionar impactos a nivel del cuerpo, tropiezos o caídas. Se recomienda diferenciar claramente las zonas de paso de aquellas destinadas a la estancia (barras, mesas, comedores…).

■   Mobiliario, mostradores y barras: Deben ser útiles y cómodos tanto para los trabajadores como para la clientela. Lo recomendable es que estos elementos contrasten con el suelo y las paredes para que sean fácilmente identificables.

■    Uso de pantallas: Si en nuestro local contamos con pantallas de televisión hay que tener en cuenta que el volumen ha de mantenerse a un nivel bajo, pero además, hay que tener en cuenta a personas con problemas de audición haciendo uso de los subtítulos, audiodescripción y lengua de signos  cuando estén disponibles.

■    Eventos: Si la retransmisión de eventos deportivos o los eventos culturales están al día en la programación de tu establecimiento, deja reservados los asientos con visibilidad y de fácil acceso para las personas con movilidad reducida. Pensando en las personas que utilizan audífonos e implantes cocleares es necesario contar con espacio para la instalación de bucle magnético.  

Para facilitar su uso lo ideal es que estos aparatos cuenten con teclas que se distingan tanto a la vista como al tacto con un teclado numérico estándar

■    Máquinas expendedoras e interactivas: Hay que tener en cuenta que este tipo de maquinaria necesita para su funcionamiento un alto grado de destreza, sobre todo para las personas con discapacidad. Para facilitar su uso lo ideal es que estos aparatos cuenten con teclas que se distingan tanto a la vista como al tacto con un teclado numérico estándar. Deben contar con una confirmación sonora en cada uno de los pasos, al menos durante la confirmación de las teclas y la operación.
■    Menaje: Se recomienda que no sea muy pesado y que haya al menos un juego de cubiertos adaptable que pueda ser ofrecido a aquellos comensales con limitaciones en sus brazos.

Si quieres aprender más sobre la necesidad de gestionar adecuadamente los espacios de restauración en lo relativo a su organización y planificación, así como el control de costes, teniendo en cuenta las normas de seguridad e higiene, apúntate a nuestro curso «Gestión de la restauración» certificado y avalado por Hostelería de España.


Share